viernes, 14 de septiembre de 2018

Descubre los Beneficios de la Berenjena para Adelgazar


La berenjena es un vegetal que absorbe grasa, es diurética y aporta poquísimas calorías. Lo único que muchas personas saben de la berenjena es que hay que salarla antes de cocinarla, para quitarle su característico sabor amargo.

Pero son los dulces secretos que esconde este vegetal originario de África y que ha acompañado la gastronomía humana desde hace 4.000 años. La berenjena, es ideal para complementar dietas adelgazantes por varias razones:

  • Como tiene un altísimo contenido de agua, es un poderoso diurético; además aporta muy pocas calorías;
  • Es desengrasante, ya que ayuda a quemar a quemar grasas;
  • Por si fuera poco, es antioxidante; lo cual la convierte en otro de los soldados en la batalla contra el cáncer.

Su poder antioxidante viene de su contenido en potasio, calcio y vitamina C, con la ventaja de que no tiene valor energético, es decir, no engorda.

La berenjena nunca se debe consumir cruda, pues contiene un alcaloide tóxico que puede provocar trastornos intestinales y dolores de cabeza.

Este alcaloide se destruye con la cocción que no le quita a la berenjena sus propiedades benéficas. Antes de prepararla, métala en agua con sal para eliminar su sabor amargo.

Luego, enjuáguela bien y elimine el exceso de agua de la berenjena antes de usarla. Es preferible no usarla frita, pues, absorbe mucha grasa y de esta manera se estaría desperdiciando la oportunidad de ingerir un alimento saludable.

Es mejor consumirla sin cáscara, porque esta es difícil de ingerir. Conviene elegir una cuya piel sea de color uniforme y sin defectos, ya que si está vieja, resultará dura. Las más apetitosas son las berenjenas pequeñas y de piel delgada.

A continuación te explicaremos la elaboración de un Antipasto dietético a base de Berenjena.


  • Pela dos berenjenas, córtelas en rodaja y póngalas a hervir en una olla con sal, agua y vinagre blanco, en una proporción de 3 a 1 (tres tazas de agua por una de vinagre).
  • Cuando las berenjenas se pongan transparentes, pero sin permitir que se deshagan, retírelas del fuego, escúrralas y elimine el exceso de agua con una toalla seca.
  • Aparte, macere pimienta negra y ajo, mientras agrega aceite de oliva.
  • En un frasco de conservas, ponga una capa de berenjenas y cúbralo con la mezcla del aceite; enseguida, agregue otra capa de berenjenas y aceite, y repita la operación hasta terminar.


Este antipasto puede durar hasta dos meses, siempre y cuando el aceite este cubriendo las berenjenas.
Puede servirlo acompañado con galleta de soda. Recuerde que si bien tiene mucho aceite este no le hará dañado porque es de oliva.
Up