martes, 18 de septiembre de 2018

Todo sobre el Aceite de Almendras


En cualquier farmacia o casa naturista podrás encontrar el aceite de almendras que te permitirá cuidarte sin gastar mucho dinero, y sin esforzarse demasiado.

El Aceite de Almendras es por excelencia para tratamientos de belleza, aroma terapia y culinaria.
Se puede conseguir dos tipos: el amargo, que se prepara con almendras amargas y el dulce que es extraído de los granos secos de la almendra dulce.

El primero se utiliza en la cocina, y el segundo tiene fines curativos y de belleza, ayuda a mantener la piel sana y el cabello hidratado, así como conservar la salud en general.

El fruto

El árbol de almendra es proveniente de Asia, y se cultiva en los países mediterráneos. La almendra, fruto del almendro, posee un gran valor nutritivo: tiene un alto contenido de proteínas, minerales y vitaminas A, B y E.

Igualmente, a pesar de su aspecto seco, este fruto goza de una buena cantidad de fibra soluble, ideal para estimular los movimientos intestinales.

Envoltura de almendras

La envoltura de almendras es un tratamiento que regenera y repara la piel de los daños ocasionados por el sol, al tiempo que prolonga el bronceado gracias a las propiedades antiinflamatorias del aceite de almendras.

Este tratamiento comienza con una exfoliación, una renovación celular que ayuda a eliminar las células muertas de la piel haciendo que esta se vea lisa y sin escamas.

Luego se aplica una máscara hidratante corporal, seguida por un masaje de piedras calientes, lo que genera un efecto relajante y prepara la piel para lucir más sana y radiante.

Los resultados de este tratamiento son una piel más hidratada y suave ¡Hazlo tu misma! Prepara tu propio aceite de almendras licuando a baja velocidad dos tazas de almendra sin tostar.

Aumenta la velocidad de la licuadora progresivamente y detenía de vez en cuando para que despegues de los costados la bola de masa en que se transformaran.

Continúa licuando hasta que la masa se convierta en una pasta ligera y cremosa. Agrega dos cucharaditas de aceite de oliva y licua un minuto más.

Si la pasta se transforma de nuevo en una bola de masa dura, añade mas aceite. Con dos cucharaditas mas será suficiente.

Reserva la mezcla en un lugar seco y almacena a temperatura ambiente hasta por dos semanas.

Beneficios.

  • Suaviza todo tipo de pieles, especialmente las secas y escamosas.
  • No tiene efectos adversos.
  • Proporciona brillo y sedosidad al cabello maltratado.
  • Previene las estrías en las mujeres embarazadas.
  • Su consumo ayuda a despejar la mucosidad de los tejidos.
  • Alivia dolencias del sistema digestivo por su efecto laxante.
  • Detiene las irritaciones cutáneas.
  • Sirve para desmaquillar y retirar las impurezas.
  • Suaviza las cutículas.
  • Fortalece las pestañas.
  • Previene la aparición de arrugas.
Up